¿Cuándo son graves los moretones y los moretones surgen de la ira?

mohamed elsharkwy
2024-02-17T20:11:46+00:00
información general
mohamed elsharkwyCorrector de pruebas: Admin28 de septiembre de 2023Última actualización: hace 4 meses

¿Cuándo son graves los hematomas?

En algunos casos, los hematomas pueden ser un indicio de un problema de salud grave. Aunque la mayoría de los hematomas son normales y no son graves, existen algunos casos en los que debes contactar con tu médico.

Una persona con hematomas debe consultar a un médico en varios casos, entre ellos:

  1. Los moretones continúan apareciendo por mucho tiempo: Si los moretones continúan apareciendo por mucho tiempo sin desaparecer ni mejorar, se debe consultar a un médico para evaluar el padecimiento y determinar las posibles causas.
  2. Moretones con dolor intenso: si los hematomas causan un dolor intenso e insoportable, esto puede ser un indicio de una lesión más grave que necesita atención médica inmediata.
  3. Moretones en zonas sensibles como la cabeza o el abdomen: Si experimenta un hematoma en una zona sensible como la cabeza o el abdomen, debe consultar a un médico de inmediato. Puede haber peligro para la vida de la persona lesionada y requiere evaluación y tratamiento inmediatos.
  4. Moretones acompañados de sangrado anormal: si sufre un sangrado anormal que acompaña a un hematoma, como encías sangrantes, hemorragias nasales frecuentes o sangre en la orina o las heces, debe comunicarse con su médico lo antes posible.

Estos síntomas pueden indicar un problema de salud grave, como un problema de coagulación sanguínea o una enfermedad de la sangre.

No subestimes ningún tipo de hematoma que se acompañe de síntomas anormales o cause dolor intenso. Es importante buscar atención médica cuando sea necesario y seguir las instrucciones de sus médicos para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados.

imagen 18 - Blog Eco de la Nación

¿Cuáles son los tipos de hematomas? 

  1. Moretones subcutáneos: este es el tipo más común de hematomas y no rompe directamente la piel. La sangre se acumula debajo de la superficie y el color del hematoma varía entre rojo, morado y azul. Estos hematomas suelen ser indoloros y desaparecen después de un tiempo.
  2. Moretones musculares: estos moretones ocurren en los músculos subyacentes de la piel. La sangre se filtra desde los vasos sanguíneos dañados hacia los músculos, lo que hace que el hematoma aumente de tamaño. Estos hematomas son más graves y dolorosos que los hematomas subcutáneos directos.
  3. Contusiones en los huesos: este es el tipo de contusión más grave y doloroso, donde el hueso se golpea directamente. Los vasos sanguíneos que rodean el hueso se rompen, lo que hace que la sangre se acumule debajo de la superficie. Estos moretones aparecen rojos, azules o negros.

La duración y la gravedad de los hematomas dependen de varios factores, incluida la gravedad de la lesión. Los hematomas pueden durar desde días hasta meses antes de desaparecer por completo.

Algunos síntomas adicionales pueden aparecer cuando tienes un hematoma, como entumecimiento en la pierna o el brazo y dificultad para moverse. Si los síntomas empeoran o el hematoma persiste durante mucho tiempo sin mejorar, puede ser necesario consultar a un médico.

¿Cuántos días tardan en desaparecer los moretones?

Los hematomas tardan un cierto tiempo en sanar dependiendo de la zona donde se produjo la lesión y su gravedad. Aunque los hematomas menores desaparecen rápidamente, los hematomas más graves pueden volver a su color normal en unos diez días. Después de eso, la piel recupera su color natural en unas dos semanas.

Si los hematomas persisten durante más de dos semanas se debe recurrir a los tratamientos médicos necesarios. Uno de estos tratamientos incluye la aplicación inmediata de una bolsa de hielo sobre el hematoma. La curación suele tardar unas dos semanas.

En el caso de los hematomas en los ojos, suelen tardar dos semanas en sanar. Puede llevar un período más o menos largo dependiendo de la gravedad de la lesión, la edad y el estado de salud general. En cuanto a los hematomas faciales y debajo de los ojos, son hematomas relativamente menores que sanan por sí solos en un plazo de tres a cinco días.

Por otro lado, puedes notar la aparición de hematomas marrones o amarillos unos 5-10 días después de la lesión. Este nuevo color se consigue gracias a sustancias específicas producidas por el organismo durante la descomposición de la sangre recogida en la zona afectada.

Aunque algunos hematomas pueden durar meses, durante el período de curación el cuerpo absorbe la sangre coagulada. En algunos casos, es posible recurrir a aplicar una toalla tibia sobre los hematomas después de dos días durante varios minutos varias veces al día, ya que esto ayuda a que la piel absorba la sangre más rápido y acelere el proceso de curación.

imagen 20 - Blog Eco de la Nación

¿Qué enfermedades causan hematomas en el cuerpo?

  1. Trastornos hemorrágicos: como hemofilia, trombocitopenia o deficiencia de factores de coagulación. Estas afecciones afectan la capacidad de la sangre para diluirse y coagularse, lo que provoca un sangrado excesivo en los tejidos profundos. Las personas con estas enfermedades deben seguir las indicaciones del médico y tomar los medicamentos recetados para proteger su salud de posibles complicaciones.
  2. Enfermedades genéticas: como el trastorno por deficiencia de la coagulación, que es una condición hereditaria en la que el cuerpo sufre una deficiencia en uno de los factores de coagulación. Las personas con la enfermedad desarrollan sangrado excesivo en los tejidos profundos.
  3. Efecto de las drogas: La ingesta de algunos medicamentos puede ser la causa de la aparición de hematomas. Si la causa son los fármacos, la aparición de hematomas puede ir acompañada de trastornos digestivos como hinchazón, gases, dolor, acidez de estómago, náuseas, vómitos, diarrea o estreñimiento.
  4. Cáncer: las manchas azules rara vez son un indicio de algunos tipos de cáncer, como la leucemia, que implican la producción de una gran cantidad de células sanguíneas anormales. Además de la leucemia, la vasculitis puede ser una de las posibles causas de hematomas en el cuerpo y puede ir acompañada de la aparición de manchas azules en la piel, como resultado de la inflamación de los vasos sanguíneos, dificultad para respirar, entumecimiento en las extremidades y Úlceras estomacales.
  5. Tener diabetes: Un nivel alto de azúcar en sangre puede provocar daños en los vasos sanguíneos y la aparición de hematomas en el cuerpo.

¿Los moretones son un síntoma de un derrame cerebral?

Los hematomas son marcas azules u oscuras que pueden aparecer en la piel como resultado de un traumatismo o lesión, donde la sangre se acumula debajo de la piel. Estos moretones a menudo no son graves y desaparecen con el tiempo. Sin embargo, en algunos casos, los hematomas pueden indicar problemas con la coagulación sanguínea.

  • Exposición repetida a grandes hematomas, especialmente si el hematoma aparece en el torso, la espalda o la cara, o si el hematoma aparece sin motivo conocido.
  • Si no tiene otros síntomas de sangrado excesivo, como sangrado de las encías o sangre en la orina o las heces.
  • Si presenta nuevos síntomas neurológicos además de hematomas.

Para diagnosticar la afección, el médico puede recomendar pruebas de laboratorio, como examinar el grado de coagulación sanguínea y pruebas genéticas especiales.

Algunas otras causas de hematomas son:

  • Aumento de la fluidez de la sangre: Las enfermedades que aumentan la fluidez de la sangre pueden ser motivo de la aparición de hematomas o manchas azules en el cuerpo.
  • Trastornos hemorrágicos: algunas enfermedades que afectan la capacidad de coagulación de la sangre pueden provocar hematomas.
  • Tome algunos suplementos nutricionales: Algunos suplementos nutricionales pueden afectar la coagulación de la sangre y provocar hematomas.

Aunque los hematomas pueden ser un signo de problemas de coagulación sanguínea, no significa necesariamente que se haya producido un coágulo. Debes consultar a un médico para comprobar el padecimiento y descartar otras posibles causas.

¿Cuál es la causa de los hematomas repentinos?

Las causas de los hematomas repentinos en el cuerpo pueden ser muchas y variadas. Según la información disponible en línea, una de las razones más comunes para la aparición de hematomas es la falta de vitaminas en el cuerpo, ya que algunas vitaminas juegan un papel importante en el proceso de curación y coagulación de la sangre del cuerpo. Por tanto, una deficiencia de estas vitaminas es una posible causa de hematomas.

Los hematomas también pueden ser causados ​​por trastornos circulatorios como venas varicosas, disfunción plaquetaria, enfermedades relacionadas con la sangre y trastornos de la coagulación. Estos trastornos pueden provocar daño y rotura de los vasos sanguíneos debajo de la piel, lo que provoca fugas de sangre y hematomas.

Otros posibles motivos de la aparición de hematomas repentinos en el cuerpo, según las fuentes, son la genética, enfermedades crónicas como diabetes, cáncer, trastornos sanguíneos y la toma de determinados medicamentos.

Los expertos también señalan que las fluctuaciones hormonales pueden ser una causa común de hematomas repentinos, especialmente cuando disminuyen los estrógenos en las mujeres.

Determinar la causa exacta de los hematomas puede requerir pruebas adicionales para descubrir las posibles causas. Por lo tanto, si aparecen hematomas repentinos con frecuencia o sin explicación, lo mejor es consultar a un médico para evaluar la afección y orientar el tratamiento adecuado si es necesario.

¿Los moretones salen por la ira?

Aunque no existen investigaciones claras que demuestren una relación directa entre la tristeza y la aparición de hematomas, existen algunos factores que pueden contribuir a la aparición de hematomas en casos de tristeza o estrés extremo. Uno de estos factores es un alto nivel de estrés y tensión que puede hacer que los vasos sanguíneos debajo de la piel se encojan y se dañen, haciéndolos más susceptibles a lesiones y hematomas.

Vale la pena señalar que las mujeres tienden a tener más depresión que los hombres, y esto aumenta las posibilidades de que aparezcan hematomas de forma repentina o inexplicable. Algunos medicamentos utilizados para tratar la depresión, como los antidepresivos, también pueden afectar la consistencia de la sangre y aumentar la probabilidad de que aparezcan hematomas.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que cualquier hematoma persistente o inexplicable debe llevarse a un médico para su evaluación. Los hematomas pueden ser el resultado de otras causas ajenas al malestar, como accidentes deportivos, accidentes automovilísticos o incluso distensiones musculares.

¿Cómo desaparecen los moretones azules?

  1. Utilice compresas de agua fría: cuando se produzca una lesión o un traumatismo, aplique compresas de agua fría en la zona afectada durante 15 a 30 minutos. Puede utilizar bolsas de hielo disponibles en casa o una bolsa de hielo congelada envuelta en un paño limpio. Este método se repite periódicamente para reducir la hinchazón y el dolor.
  2. Uso de bromelina digestiva: la piña y la papaya contienen una enzima digestiva llamada bromelina, que actúa para ablandar las proteínas que atrapan la sangre y los líquidos debajo de la piel. Por ello, se recomienda consumir estas frutas con regularidad para acelerar la curación de los hematomas azules.
  3. Usando perejil: Tritura las hojas de perejil y colócalas en la zona magullada. El perejil actúa para calmar los moretones y brindar calidez al área afectada.
  4. Aplicación de compresas tibias: Dos días después de la lesión, se pueden aplicar compresas de agua tibia en la zona afectada durante diez minutos. El vinagre de sidra de manzana mezclado con agua se puede utilizar como compresa tibia.

¿Cuál es el mejor tratamiento para los hematomas?

1- Uso de pomadas y cremas: Se pueden utilizar pomadas y cremas que contengan bromelina, ya que tiene efecto antiinflamatorio y reduce el dolor, la hinchazón y los hematomas.

2- Terapia con hielo: El hielo ayuda a reducir el flujo sanguíneo en la zona afectada, porque el hielo contribuye a enfriar los vasos sanguíneos, lo que lleva a reducir la cantidad de sangre que se escapa y así ayuda a aliviar el dolor y la hinchazón.

3- Terapia de calor: El calor se utiliza para acelerar la circulación sanguínea y mejorar el flujo sanguíneo al área afectada. Se pueden usar cosas como baños tibios o toallas calientes para aplicar calor al hematoma.

4- Reposo: Se debe evitar la exposición a presiones o movimientos excesivos en la zona afectada durante un periodo de tiempo para facilitar la cicatrización y aliviar el dolor.

5- Elevar la zona afectada: Se puede colocar una almohada o almohada elevada debajo de la zona afectada para reducir la hinchazón y aliviar el dolor.

6- Presión sobre la zona afectada: Se puede utilizar un vendaje comprimido para aplicar una ligera presión en la zona afectada, con el fin de contribuir a reducir la propagación excesiva de sangre y la hinchazón.

7- Analgésicos: Si el dolor es intenso, se pueden utilizar analgésicos disponibles en las farmacias para aliviar el dolor asociado a los hematomas.

8- Procedimientos médicos: En caso de hematomas severos o que duren mucho tiempo sin mejoría, se debe consultar a un médico para obtener el tratamiento adecuado y asegurarse de que no existan otras lesiones graves.

¿Es posible utilizar un tratamiento para hematomas sin consultar a un médico?

Cuando se produce un hematoma, los vasos sanguíneos debajo de la piel se rompen, lo que hace que la sangre se escape y se acumule debajo de la piel, volviéndola azul o negra. El hematoma suele desaparecer gradualmente a medida que el cuerpo absorbe la sangre acumulada debajo de la piel.

Sin embargo, existen algunos métodos que se pueden seguir para acelerar el proceso de curación y aliviar el dolor asociado al hematoma sin necesidad de visitar a un médico. Entre estos métodos:

  1. Aplicación de compresas frías: Se pueden usar compresas frías o almohadillas de gel frío en el área afectada durante 15 a 20 minutos varias veces al día. Las compresas frías reducen la hinchazón de la zona afectada y alivian el dolor.
  2. Uso de analgésicos: Se pueden utilizar analgésicos de venta libre como el paracetamol o el ibuprofeno para aliviar el dolor asociado a los hematomas. Sin embargo, debes seguir las instrucciones del paquete y abstenerte de utilizarlo en exceso.
  3. Descanso: Se debe dar reposo a la zona magullada y evitar cualquier actividad que pueda agravar el dolor o aumentar el hematoma.
Enlace corto

Deja un comentario

لن يتم نشر عنوان بريدك الإلكتروني.الحقول الإلزامية مشار إليها ب *


Términos de los comentarios:

No ofender al escritor, a las personas, a las santidades, ni atacar a las religiones o al ente divino. Evitar la incitación y los insultos sectarios y raciales.